viernes, 11 de julio de 2014

BRIOCHES CON PEPITAS DE CHOCO

    Creo que nunca he esperado tan poco tiempo entre hacer una receta y subirla al blog. No pasaron ni 24 horas y ya la tengo publicada. Estos bollos están de muerte. Cada vez que los miro en el mueble falta uno...
Todavía no he podido probarlos mojados en leche pero tiene que ser la bomba. :) Vamos rápido con la receta y podreis desayunarlos mañana. 
...necesitamos...

  • 500 g de harina blanca (tamizada)
  • 15 g de levadura fresca
  • 80 ml de leche
  • 2 cucharadas de azúcar refinado
  • 4 huevos grandes + 1 clara (para decorar)
  • 300 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 g de chocolate en pedacitos o pepitas de chocolate Vahiné
  • sal
Entibiamos la leche y desmigamos la levadura en ella. Removemos bien hasta que se deshaga completamente.
Agregamos el azúcar y una pizca generosa de sal y batimos.
A partir de este punto, yo he usado la amasadora con el gancho de amasar. Si no la teneis no pasa nada, amasarla a mano no es difícil.
Con amasadora: a baja velocidad, ligamos 490 g de harina y los huevos a la mezcla anterior y luego aumentamos la velocidad hasta que el compuesto esté blando y  liso. 
Agregamos 290 g de mantequilla cortada en daditos. Cuando esté bien mezclado, dejamos que se amase 5 minutos más. 
Añadimos el chocolate y lo unimos bien con la masa anterior.
Manualmente:  Necesitamos un bol grande. Añadimos la mezcla de la leche que hicimos al principio y 490 g de harina y los 4 huevos. Amasamos con las manos hasta que salga una masa lisa, sin grumos.
 Cortamos la mantequilla en dados y la añadimos y volvemos a amasar. Debemos amasar bien para que no queden "pegotes" de mantequilla. Cuando sea un compuesto homogéneo añadimos el chocolate y le damos una pequeña amasada para que las pepitas se repartan bien.

Bien, ahora ya no necesitamos amasar más, asique los pasos son iguales para todos. 

Cubrimos el recipiente con film y dejamos que suba en un lugar tibio hasta que coja volumen. A mí no me ha cogido cuerpo, la verdad.  Pasado este tiempo, sacamos la masa del recipiente y la amasamos de nuevo sobre una mesa enharinada. 
Si os fijais en los ingredientes he pedido 500 g de harina y para la masa solo hemos usado 490g. Los 10 g que faltan los he guardado para este amasado. Los he puesto asi porque a veces la gente pregunta con cuánta harina hay que volver a amasar.

Volvemos la masa recien amasada a un recipiente limpio y la llevamos a la nevera un mínimo de 2 horas. Yo la he dejado de un día para otro. En este paso tambien sube la masa.

Untamos moldes pequeños con mantequilla. Hay a vender unos especiales de brioches, que son como de magdalenas pero con ondas. Yo no los tengo, asique use los moldes metálicos de las magdalenas. Salen igual.


Sacamos la masa de la nevera y hacemos bolitas( de unos 30 g) y otras más pequeñas en forma de gota (10 g).










Hacemos un agujero en la bola grande e insertamos la gota de pasta. Quedaría asi:


Colocamos en los moldes engrasados y los pintamos con la clara batida. 

Los cubrimos con un paño y los dejamos subir (unos 20 minutos)

 

Pintamos otra vez antes de hornearlos a 200 ºC durante 10 minutos o hasta que estén dorados. 



*Salen sobre unos 20 brioches.
 

QUE  TENGAIS  UNOS  DESAYUNOS  MUYY  DULCES!!!