martes, 21 de enero de 2014

PAN RALLADO CASERO


   Desde que vi lo fácil que era hacer pan rallado y que el de casa está más rico... aquí no se tira ni una miga de pan.
   Solo necesitamos pan de días anteriores, que esté ya demasiado duro y una buena picadora. Si queremos que el pan reseso se ponga duro no podemos guardarlo en una bolsa de plástico, se ablandará. Lo dejaremos al aire libre los días necesarios. 
 
   Pan rallado clásico
   Solo debemos cortar en trozos pequeños el pan duro y ponerlos en la picadora hasta obtener un pan rallado bien fino.

   Pan tostado rallado
   Ponemos trozos pequeños de pan duro a tostar en el horno hasta que cojan un color dorado. Los dejamos enfriar y los picamos.  No tiene que ser tan fino como el pan rallado clásico. 

  Pan rallado de limón
   Mezclaremos muy bien pan rallado clásico con piel de limón rallada muy fina.  Está muy rico para empanar filetes de pescado por el toque ácido del limón.


Para conservarlo solo tenemos que guardarlo en botes con cierre hermético en un lugar fresco y seco de la cocina.